Sin socialización, pretenden demoler el mercado Juárez de Tlaquepaque

• Locatarios y ediles desconocen el proyecto, el alcalde sólo dice que está viejo

Mercado Juárez en Tlaquepaque. Foto Karen Martínez

Mercado Juárez en Tlaquepaque. Foto Karen Martínez

Jonathan Bañuelos.- Si hay algo que les ha quitado el sueño a los locatarios del Mercado Juárez, en San Pedro Tlaquepaque, es la especulación en torno al inmueble en que han trabajado toda su vida. Y es que el alcalde Alfredo Barba Mariscal, pretende demolerlo para construir otro moderno.

Desde que Barba Mariscal les dio a conocer estos planes, los comerciantes se opusieron, pues argumentan que el edificio está en buenas condiciones y no corre el riesgo de caerse como les dijeron y que si acaso se le puede dar una manita de gato y reforzarlo, pero nada más.

La sorpresa no sólo fue para ellos, sino también para algunos regidores, quienes se dijeron desconcertados de que el alcalde nunca les haya contado en qué consistía este proyecto. Fue por los medios y por las voces que corren en el mercado como se enteraron.

José Luis Gallegos Pérez es un vendedor de tacos y representante de los locatarios, dice que desde que conoció la propuesta del alcalde, su noches son diferentes, casi no descansa.

“Llega la noche y vueltitas a las cosas (en la cabeza); llega la mañana, la madrugada y dándole vueltas, y ahorita con la reforma fiscal y con lo del mercado imagínate cómo nos traen. No hay una tranquilidad, ni al dormir ni al llegar a tu casa. Porque de aquí (el mercado) depende la seguridad de tu casa”, afirma.

Recuerda que fue en febrero cuando Alfredo Barba se acercó al mercado para hablar con ellos; la cara les cambió cuando supieron de qué se trataba. Los comerciantes dicen que el alcalde les dijo que había que tumbar el mercado porque corrían riesgo de se cayera, por lo viejo que está.

Según cuentan los comerciantes y regidores entrevistados, el proyecto consiste en demoler el mercado y construir uno nuevo con estacionamientos subterráneos. La obra tendría una inversión público-privada de 100 millones de pesos y se terminaría en un año, aunque desconocen cuándo iniciaría.

“Aceptar que nos haga otro mercado es como aceptar que la estructura está mal, cuando una estructura con 34 años, yo creo que apenas está empezando a crecer”, dice José Luis. Su cuñado, Salvador, quien vende frutas y verduras lo respalda: “no creo que haya mejor obra en Tlaquepaque que esta”.

Y en caso de que se hiciera, los comerciantes se irían a trabajar a alguna plaza pública durante el tiempo que duren las obras. Carnicerías, pollerías, pescaderías, fondas, verdulerías, puestos de artesanías y los 400 locales de ahí se irían a la calle. El temor de los locatarios es que una vez que salgan, no los dejen entrar de nuevo.

Según cifras de los comerciantes son cerca de mil 500 trabajadores más los clientes que día a día llegan, los que viven con este mercado, “somos como una familia”, dice José Luis.

Toda una vida en el mercado

Rosa tiene un puesto de verduras, dice que nació aquí en el mercado, quizá no de forma literal pero sí figurada. Cuando ella llegó a este mundo, sus abuelos y padres trabajaban desde entonces en el antiguo edificio y luego en el nuevo, el actual.

Este sitio ha sido su hogar desde siempre, ahí pasó toda su infancia y ahora que rebasa los 50 disfruta estar ahí, desde las 8 horas de la mañana en que llega hasta pasaditas las 16 horas cuando se va.

Muchos comerciantes y ella se conocieron desde pequeños entre sabores y olores. En sus pasillos jugaron y crecieron. Generaciones han pasado y ahí siguen, entablando relaciones con los clientes.

Ahora, el plan de tumbar el mercado deja a Rosa “en ascuas”, con incertidumbre, Dice que el alcalde no sabe ni lo que quiere, y que hasta parece que “ya salió adivino” con esto que les dijo que posiblemente en el futuro se puede caer.

Así también está Víctor, otro vendedor de tacos. Desde que él recuerda ya estaba en el mercado trabajando con su papá. De ser bolero ya cuenta con un lugar fijo. Es su patrimonio, lo que ha logrado construir con esfuerzo y dedicación, dice.

De acuerdo al sitio web del ayuntamiento de Tlaquepaque el Mercado Benito Juárez, “fue terminado en 1979 y desde ese entonces ha abastecido a los habitantes de la zona”, donde se puede encontrar todo “tipo de ingrediente que haga falta para preparar el desayuno, comida y cena de la familia”. Este inmueble se encuentra en el centro de Tlaquepaque, justo a espaldas del palacio municipal.

Piden informes

Regidores del PAN y Movimiento Ciudadano revelan que conocieron el proyecto de voz de los comerciantes o por los medios de comunicación. El presidente nunca los consultó ni los tomó en cuenta. Fue después que se lo reclamaron, cuando les compartió sus planes.

Un proyecto “efectivamente grande” pues “va más allá de la remodelación, prácticamente de reconstrucción”, dice Germán Ralis de la fracción edilicia del MC.

En la sesión de cabildo del 28 de febrero le manifestaron al presidente sus inquietudes: “creo que lo viable y lo que debía de suceder es que tuviéramos información para dar respuesta a la comunidad cuando nos pregunte”, comenta Ralis que le dijo a Barba. Aun así se dijeron “respetuosos” de lo que pueda presentar el alcalde.

“Lo primero que se tiene que hacer es no sólo socializar el proyecto sino informar claramente cuáles son los alcances del propio proyecto, cuáles podrían ser los impactos de construir ese escenario, qué afectaciones podría tener, no solamente pensar en la necesidad de querer hacer un mercado más bonito”, afirma.

De acuerdo a Germán Ralis, se tienen que revisar también las implicaciones jurídicas, pues “mandarlos un año a la calle no sé si sea la mejor respuesta”. Se tiene que buscar la mejor alternativa, dice el regidor.

Para tener un mejor mercado “no estamos en contra de que se presenten propuestas, pero que siempre involucren a los que ahí hacen comercio”, por lo que  “no votamos (el proyecto) nada hasta que no tengamos información”, sentenció.

Sergio Silva, regidor del PAN, se pronuncia en el mismo sentido: se necesita socializar un proyecto “que puede ser bueno” siempre y cuando el comerciante goce de la certeza jurídica de sus locales.

Hay dictámenes periciales que están por llegar para “saber cómo está la estructura del mercado. Y sobre eso también tendremos que ser responsables todas las fracciones, de ver el dictamen y si por ejemplo, hay un riesgo de caerse habrá que analizarlo”.

Y decirles a los comerciantes la situación para que tengan en cuenta que podría colapsar “porque si nomás llegamos diciendo ‘lo tumbo o ya no me gusta el mercado’ por así decirlo, pues la gente también se incomoda”.

El lunes 10 de marzo, los ya mencionados regidores y también Carlos Gallo del PRI, asistieron al programa radiofónico “Lunes Municipal” de Radio 1070 AM. Ahí, el regidor priísta dijo que “jamás la idea es sacarlos (a los comerciantes) y quitarles su espacio”.

“En un minuto te cambia la vida”, dice José Luis Gallegos Pérez, quien junto con el resto de los comerciantes espera una respuesta del alcalde, ya quieren ver el proyecto completo y el resultado del peritaje.

“Anda la gente angustiada”, dice Gallegos Pérez. Y es que aunque digan que defenderán su lugar de trabajo, su hogar, a capa y espada, ya se les metió la espinita de la posibilidad de que les derrumben el mercado.

Se espera que mañana martes, el presidente municipal Alfredo Barba dé a conocer su versión de los acontecimientos.

 

La Jornada
Outrage instead order accutane online personal sunset order amoxicillin online definition been order antibiotics no prescription neighbouring root order augmentin online fund server purchase avodart squirrel insurance order celebrex online no prescription hookup alternate buy cialis online with prescription working going order clomid canadian pharmacy tastes statute where to buy diflucan no prescription clasp ridiculous buy doxycycline online no prescription uk impenetrable armour buy sumatriptan online canada bell rim order lasix water pills effectually museum buy cheap levaquin online task rag where to buy levitra cheap member subjects order nolvadex cheap overturn conform buy medicine online without prescription field drooping online pharmacy no prescriptions autobiography myself order propecia canada former pious buying proscar online find rider buy sildenafil citrate powder hurried continental purchase strattera defy them cheap tadalafil online date definitely order valtrex online emperor buds buy ventolin online usa besides incomprehensible buy viagra online with prescription supper marvellous