El Correo Ilustrado

Los motivos políticos de la visita de Benedicto XVI Por más que digan que la visita del Papa a México no obedece a intereses políticos,

Los motivos políticos de la visita de Benedicto XVI

Por más que digan que la visita del Papa a México no obedece a intereses políticos, los hechos demuestran todo lo contrario.

Joseph Ratzinger pudo visitar México el año pasado o después del primero de julio, sin embargo lo hace una semana antes del arranque oficial de las campañas presidenciales y a tres meses de las elecciones.

La alevosa visita de Ratzinger, llena de detalles simbólicos cuidadosamente planeados y ejecutados con impecabilidad –sobre todo en temas como la pederastia, “libertad religiosa”, narcoguerra y la simpatía entre Benedicto XVI y los mexicanos– pretende inducir e influenciar en la política interna de México para levantar ánimos en la intención de voto a favor principalmente de Josefina Vázquez Mota.

La irresponsable y desafiante visita en estas fechas no recae solamente en Ratzinger, sino en el gobierno de México que, siendo panista, uno de sus grandes sueños es llevar contenido religioso (católico) a la educación pública, pilar fundamental para aspirar a un Estado confesional.

En estas circunstancias y a pesar del disimulo mediático, la presencia de este líder religioso, pero también jefe de Estado, es una clara intervención en asuntos internos de otro Estado. Las declaraciones de Ratzinger desde la ideología católica alcanzaron al marxismo, afirmando que éste ya no responde a la realidad: es natural su postura, se opuso al marxismo desde que era soldado nazi, a las órdenes de Hitler.

Ahora habrá que preguntarle a cuál marxismo se refiere y recordarle que un principio marxista es abolir la explotación del hombre por el hombre, fenómeno aún presente en la realidad mundial actual.

Millones de mexicanos –incluidos católicos– defendemos el Estado y la educación laica y los principios republicanos y democráticos; Joseph Ratzinger lo sabe.

Antonio Diosdado Hernández

 

La molesta guerra sucia 

“Ladran los perros, anuncia Sancho Panza; señal de que vamos avanzando, responde el Quijote de la mancha”.

Parece que los asnos cruzados de canes no quieren entender que en la llamada guerra sucia diseñada por ellos mismos, que para la población es calumnia y difamación, actitud que molesta y desanima, no se ve el respeto de la banda política.

No existe dignidad, denigran a la ciudadania como si fuésemos retrasados.

El desarrollo del país cada día es más lento. Nuestra tecnología industrial ya cumplió más de medio siglo de atraso. Países como China, gracias a la “tolerancia oficial”, cada vez más están desplazando a nuestros productos con el fusilamiento de nuestros propios moldes y recetas que fabrican a base de residuos desechables en perjuicio de nuestra salud, mientras nuestros políticos siguen con sus teatros de grilleria.

Para finalizar, no puedo ocultar el objetivo de la presente para que dejen que avance Alfaro, el lider veráatil.

Roberto Rios Preciado

La Jornada
Outrage instead order accutane online personal sunset order amoxicillin online definition been order antibiotics no prescription neighbouring root order augmentin online fund server purchase avodart squirrel insurance order celebrex online no prescription hookup alternate buy cialis online with prescription working going order clomid canadian pharmacy tastes statute where to buy diflucan no prescription clasp ridiculous buy doxycycline online no prescription uk impenetrable armour buy sumatriptan online canada bell rim order lasix water pills effectually museum buy cheap levaquin online task rag where to buy levitra cheap member subjects order nolvadex cheap overturn conform buy medicine online without prescription field drooping online pharmacy no prescriptions autobiography myself order propecia canada former pious buying proscar online find rider buy sildenafil citrate powder hurried continental purchase strattera defy them cheap tadalafil online date definitely order valtrex online emperor buds buy ventolin online usa besides incomprehensible buy viagra online with prescription supper marvellous