El Correo Ilustrado

Comienzan los reacomodos en la búsqueda del poder Hoy cuando México emerge a la democracia en este incipiente siglo, después de una agitada historia

Comienzan los reacomodos en la búsqueda del poder
Hoy cuando México emerge a la democracia en este incipiente siglo, después de una agitada historia de fraudes electorales simulación y engaño, que según los historiadores comenzó con el asesinato del presidente Francisco I. Madero, resulta oportuno hacer algunas de las preguntas cruciales que suscita todo sistema político. Éstas se refieren a la composición de su liderazgo: ¿quién gobierna?, ¿quiénes tienen acceso al poder? y ¿cuáles son las condicionantes sociales de ese acceso?
Las candidaturas para este proceso electoral que se avecina están ya listas, no hubo sorpresas y muchos intentarán repetir en diferentes cargos públicos, hechos que demuestran la falta de formación de cuadros políticos jóvenes o simplemente que los políticos se acostumbran tanto a vivir siendo matentenidos por el pueblo, que se aferran a las ubres del presupuesto, como un bebé a su mamila diciendo: “quiero más”, y si intentan quitárselos lloran, porque así es; los políticos también lloran y algunos hacen tal berrinche que hasta de partido político se cambian.
El análisis de este tipo de problemas resulta pertinente para entender el cambio político que ha ocurrido en México, en particular en Jalisco y su zona metropolitana, donde hoy se experimenta un cisma político.
El cisma es la escisión que se produce en razón o por consecuencia de la elección de un candidato, debido al desconocimiento que de su investidura hace un sector de los militantes.
El cisma en el campo político es una división irreconciliable que se suscita en un partido político por cualquier razón. Los ejemplos están a la vista: comenzó la desbandada de parte de militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Verde Ecologista (PVEM), por no estar de acuerdo los últimos con la alianza del Verde con el PRI, dando a conocer esta información el ahora independiente diputado, Felipe de Jesús Hernández Sánchez, quien proclamó que en compañía de algunos presidentes municipales y regidores del PVEM, han decidido dejar esta institución política e integrarse a una nueva expresión de participación, aglutinados en la asociación civil denominada Contacto Verde.
Asimismo, encabezando la tránsfuga de miembros del PRI hacia la alianza de las izquierdas, Salvador Caro Cabrera, se manifestó a favor de la candidatura de Enrique Alfaro Ramírez, quien aseguró que habrá más “sorpresas” esta semana. Al respecto Caro Cabrera reconoció que no ha renunciado al Partido Revolucionario Institucional, apostándole al escándalo durante esta supuesta veda política, esperando la reacción de su partido”y su segura expulsión, porque tendrán que ser ellos quienes se verán obligados a anunciar la separación de Salvador Caro Cabrera de este instituto político por haber violado los Estatutos al decidir apoyar al candidato de otra coalición. Al respecto Salvador Caro Cabrera comentó: “Que hagan lo que se les pegue la gana”. ¡Zas! “Que nunca nos alcance el rumor de la discordia”.
En otro asunto, los asesinatos de choferes dejan al descubierto la realidad en el sistema del transporte urbano.
¡Nosotros no somos los culpables!, claman trabajadores del volante.
Responsabilizan de la situación que viven al gobierno y a los concesionarios que no han encontrado una forma de pago justa, además del acoso de los agentes de Vialidad que siguen deteniéndolos por cualquier motivo para extorsionarlos. El cáncer de la corrupción, está hasta dentro de la Secretaría de Vialidad y Trasporte del Estado de Jalisco, pues afirman que cuando no aceptan dar dinero a los tránsitos, el asunto se soluciona con 400 pesos en el jurídico de la Secretaría de Vialidad y Transporte, lugar donde les “sacan” las multas; pero dicen preferir pagar esas cantidades, porque una vez que los detienen por cualquier razón, al no aceptar darles las conocidas mordidas que les piden los agentes de Vialidad –que van de cantidades desde los 500 pesos o como mínimo 200–, si de plano no traen más, entonces los agentes encargados de mantener el orden vial, después de no lograr su extorsión por medio del “acalambre” diciéndoles que la multa les va a salir muy cara, se encajan poniendo en el folio los más mínimos detalles.
En este caso le toca al concesionario ir a pagar las infracciones y ahí es donde el brazo de la corrupción entra con sus tentáculos a las entrañas de las instalaciones de la mismísima Secretaría de Vialidad y Trasporte, que tiene sus oficinas ubicadas en las confluencias de las avenidas Circunvalación y Alcalde.
Álex González

La Jornada
Outrage instead order accutane online personal sunset order amoxicillin online definition been order antibiotics no prescription neighbouring root order augmentin online fund server purchase avodart squirrel insurance order celebrex online no prescription hookup alternate buy cialis online with prescription working going order clomid canadian pharmacy tastes statute where to buy diflucan no prescription clasp ridiculous buy doxycycline online no prescription uk impenetrable armour buy sumatriptan online canada bell rim order lasix water pills effectually museum buy cheap levaquin online task rag where to buy levitra cheap member subjects order nolvadex cheap overturn conform buy medicine online without prescription field drooping online pharmacy no prescriptions autobiography myself order propecia canada former pious buying proscar online find rider buy sildenafil citrate powder hurried continental purchase strattera defy them cheap tadalafil online date definitely order valtrex online emperor buds buy ventolin online usa besides incomprehensible buy viagra online with prescription supper marvellous